De Gibraltar a la Atlántida

DE GIBRALTAR A LA ATLÁNTIDA

pzamarro@gmail.com

Claves

 

A continuación se resumen y extractan en forma de tabla, las principales claves que han hecho posible descubrir donde estaba la Atlántida, su extensión aproximada, cómo, cuándo y por qué desapareció.
En el desarrollo del libro, dichas claves se estudian y tratan con mayor amplitud.

 

LOCALIZACIÓN DE LA ATLÁNTIDA. RESUMEN DE CLAVES

CLAVES

COMENTARIOS

CONCLUSIONES

  • Similitudes entre las lenguas ibéricas, el vasco, el etrusco y el bereber

Recientemente se ha podido comprobar que todas ellas están emparentadas y tienen un origen común

Dicho origen solo es explicable de haber existido un nexo de unión entre Europa y África que facilitara las migraciones

  • Nivel del Mediterráneo durante la última glaciación
  • Nivel del océano Atlántico durante la última glaciación

 

Los deltas sumergidos de dicho mar, determinan un nivel estable a una profundidad de 95 m

Su nivel fue variable según las épocas, con una profundidad máxima de 130 m

Ambas afirmaciones son claramente incompatibles, a no ser que se admita la existencia de una separación física entre el océano Atlántico y el mar Mediterráneo

  • Sedimentos, aporte de los materiales necesarios para consolidar el istmo.

Colmatación histórica del lago Ligur, formación de los litorales onubense y de Doñana, unión a tierra firme de las islas de Cádiz y de San Fernando, etc.

Los sedimentos proceden de la erosión costera y de los ríos Guadiana, Guadalquivir, etc.  son de tal magnitud que indudablemente consolidaron el istmo.

  • Estabilización del mar Mediterráneo

Al tratarse de un mar totalmente cerrado, su nivel solo depende del equilibrio entre el agua evaporada y los aportes de ríos y lluvias.

Al hacer un balance hídrico de entradas y salidas, se comprueba que el nivel de estabilización está entre 90 y 100 m por debajo del actual.

  • Corrientes marinas y vientos dominantes

Las corrientes marinas arrastran los sedimentos hacia el estrecho. Los vientos dominantes soplan insistentemente unas veces de levante y otras de poniente

Ambos factores, unidos al oleaje y a las mareas, contribuyen decididamente tanto a la consolidación del istmo, como a su recrecimiento

  • Aparición de la Atlántida

Con el nivel del mar Mediterráneo a 95 m de profundidad, aparece en el mar Egeo una gran isla de unos 5300 km2 de extensión

Dicha isla, estaba constituida por dos grandes llanuras, sumergidas en la actualidad y por diversas áreas montañosas, cuyas cimas más altas son las actuales islas Cícladas

  • Máxima extensión del istmo

El istmo iba aumentando su anchura, al ritmo que bajaba el nivel del océano Atlántico

La máxima anchura del istmo, formado en la parte más occidental del estrecho, debió ser de 30 km

  • Ruptura del istmo

Como consecuencia del retroceso de la glaciación, aumentó el nivel del océano Atlántico y disminuyó la anchura del istmo, aunque no obstante siguió ganando en altura

Finalmente, dada su creciente precariedad y tal vez por la intervención de un maremoto, el istmo se rompió e irrumpieron violentamente las aguas del océano Atlántico en el mar Mediterráneo

  • Consecuencias de la ruptura del istmo

 

Se inundó el mar Mediterráneo y posteriormente el mar Negro que, a partir de ese momento, dejó de ser un lago de agua dulce para convertirse en un mar de agua salada

Desapareció la Atlántida, de la que solo quedaron como testigos las cimas más altas de las montañas y se inundaron amplias áreas costeras del Mediterráneo y del mar Negro

  • Duración del proceso

Para estimar su duración, se han realizado cálculos hidráulicos, en función de las velocidades del flujo circulante y de los perfiles mínimos de los estrechos de Gibraltar y del Bósforo

De dichos cálculos se deduce que, para llenar el Mediterráneo se necesitaron 39 días y para llenar el mar Negro unos 13 meses, si bien las zonas llanas de la Atlántida debieron tardar en desaparecer bajo las aguas tan solo 2 o 3 días

  • Cuándo ocurrió

Se han realizado estudios oceanográficos y pruebas del carbono 14 en los sedimentos del mar Negro, gracias a los cuales se puede determinar cuándo cambió este mar de salinidad

De acuerdo con dichas pruebas, estos hechos debieron ocurrir hace aproximadamente 7500 años