De Gibraltar a la Atlántida

DE GIBRALTAR A LA ATLÁNTIDA

pzamarro@gmail.com

Columnas de Hércules

 

Siempre se ha asegurado que las Columnas de Hércules estaban en el estrecho de Gibraltar, olvidando que las Columnas primigenias estuvieron al sur del Peloponeso y que incluso hubo muchos otros lugares que se denominaron así, antes de serle atribuido el nombre en exclusiva al estrecho de Gibraltar, tal vez por la costumbre de llamar Columnas de Hércules a los confines del mundo conocido, que para los antiguos no podían estar más lejos.

Y no es de extrañar que las primeras Columnas de Hércules estuvieran cerca del Peloponeso, donde a Hércules se le rendía culto como si fuera un dios y el sincretismo religioso, con el dios fenicio Melkart, se mostró muy fuerte desde el principio de la colonia que los fenicios tenían en la cercana isla de Cítera, donde se rendía culto a Afrodita (Astarté para los fenicios), culto que siempre iba unido al de Melkar, cuyo templo se solía instalar en pequeñas islas o promontorios cercanos a la colonia.

promontorios de Ceuta y Gibraltar

"Los promontorios de Ceuta y Gibraltar se denominaron “Columnas de Hércules""

Isla de Sancti Petri

En el templo de Sancti Petri es donde realmente estaban las Columnas

De donde se deduce, aunque no podamos tener una certeza absoluta de que las primigenias Columnas de Hércules estaban aquí, que no cabe duda de que existieron otros muchos lugares a los que se les llamó de esta forma, como por ejemplo a los dos cabos más meridionales del Peloponeso, es decir los de Malea y Ténaro, que configuran un estrecho paso entre la isla de Cítera y el continente, y a los islotes de Pori y Poreti situados a mitad de camino entre Creta y el Peloponeso. Sin olvidar los comentarios de Mario Servio, sobre Virgilio, que escribe: “pues sabemos de Columnas de Hércules tanto en el Ponto como en Hispania”, así como las referencias de Estrabón a otras Columnas de Hércules situadas en el estrecho de Mesina (Torres de Péloro y de Regio), en los Altares de los Filenos en las Sirtes, cerca de la actual Ras Lanuf, donde un inmenso arenal señalaba el límite de Cartago con la colonia griega de Cirene, en el istmo de Corinto, donde existía una columna alzada a medias entre los jonios que ocupaban el Ática y los dorios del Peloponeso, en la que grabaron en el lado que daba al Ática: “Esto no es el Peloponeso sino Jonia” y en el otro “Esto es el Peloponeso, no Jonia”, sin olvidar las Columnas de Proteo, en Faros (Alejandría), las situadas en la lejana Frisia, en el mar del Norte, y otras situadas en los confines del mar Rojo, citadas ambas por Tácito, o las más lejanas aún del Indo, referenciadas por Estrabón, en el límite de las conquistas de Alejandro.

islotes de Pori, Poreti y Nautilos

Los islotes de Pori y Poreti fueron las primigenias “Columnas de Hércules”

Islotes al norte de Anticítera

En el templo de Anticítera es donde realmente estaban las Columnas

Por otra parte, los que sitúan la Atlántida en las proximidades del estrecho de Gibraltar pretenden que Platón dijo que las Columnas de Hércules estaban en las proximidades de dicho estrecho, cuando lo único que dijo el maestro es que la Atlántida estaba frente a las Columnas de Hércules, pero sin especificar de que lado, que eso no tiene demasiada importancia, ni su ubicación geográfica, que sí es importante y no conviene confundir.

Para corroborar que no hay nada que sustente que necesariamente tuvieran que estar las Columnas de Hércules en las proximidades del estrecho de Gibraltar, baste recordar que Cádiz fue fundada por los fenicios mucho antes de que Platón escribiera sus diálogos y la llamaron Gádir, que quiere decir amurallada. Luego vinieron los griegos y, porque les sonaba mejor, le añadieron una “a” con lo que paso a llamarse Gadira y después Gadeira.

Recreación del templo de Hércules Melkart en Sancti Petri

Tanto el templo de Hércules Melkart en Sancti Petri, como el de Anticítera, pudieron tener un aspecto semejante

Ensenada de Xiropótamos en Anticítera

En la ensenada de Xiropótamos debió haber un pequeño asentamiento fenicio y un templo dedicado a Hércules Melkart. Siglos más tarde, se instaló en dicho lugar un templo dedicado a Apolo

Más tarde, Platón dijo en uno de sus diálogos, que la región de la Atlántida más cercana a las Columnas de Hércules se llamaba Eumele en egipcio, que significa ganadera, equivalente a gadeiros en griego (recordemos que Gádir en fenicio significa amurallada), no pudiéndose deducir de una simple similitud fonética que se estuviera refiriendo a la misma región o a la misma ciudad, máxime cuando Columnas de Hércules, como hemos dicho antes, es una denominación genérica y se encuentran documentados múltiples lugares con ese nombre, entre los que se encuentran los que se referencian en el mapa adjunto.

Otras Columnas de Hércules

También conviene recordar que Aristóteles afirma que "las columnas que ahora se llaman de Hércules, se llamaron antes de Briáreo, hasta que Hércules purificó la tierra y el mar y se convirtió, en benefactor de los hombres". Pero resulta que según la mitología griega, Briáreo, que también se llamaba Egeón, era un gigantesco dios de los mares que defendió a los dioses en su lucha contra los titanes, de cuyo nombre derivó después el epónimo mar Egeo, sugiriendo este y otros datos indirectos, la posibilidad de que originalmente existieran en Grecia otras columnas, que no se llamarían de Hércules necesariamente y que no estarían en Gibraltar, sino en el mar Egeo.

 

Si quieres saber más sobre las Columnas de Hércules, te recomiendo la lectura del libro, donde se trata el tema con mayor amplitud... en el que espero dejar satisfecha tu curiosidad.